Primera clave: Más vale CALIDAD que CANTIDAD!...