Volvimos al row 2022 vaya ganas, después de una pandemia horrorosa, la capital nunca defrauda jeje maderaaaa...