El triunfo en el Abierto de Australia pone a Rafa Nadal como el tenista con más títulos de Grand Slam de toda la historia. El de Manacor se sitúa con 21 grandes títulos, rompiendo el triple empate que existía con Novak Djokovic y Roger Federer. Los dos se mantienen ahora con 20 a la espera de acercarse a Nadal esta misma temporada.