Los bebés son seres inmaduros tanto física como psicológicamente, por ende sus emociones son bastante profundas, más de lo que se piensa. Y aunque no logran captar completamente lo que sucede a su alr...