No es una actitud de soberbia ni de orgullo, sino de congruencia, seguirás amándolos pero con otra perspectiva, desde otro nivel de compresión, entendimiento y consciencia.. Es la cosa más difícil que...