Un acuerdo entre la representación legal de los acusados y de la víctima, apoyado por la Fiscalía, permite a los agentes eludir la prisión a cambio de un programa de edu