Dalí se convierte en Songoku y lucha para encontrar las 7 Bolas de Dragón entre sus obras.