Cuando mi Nala tenía solo 2 mesesitos