Cuando le dices a los michis que no suban al sofá.