Marcos: Perdona, Julia, no fue mi intención hacerte infeliz, disculpa por tantas metidas de pata, disculpa por crerme tu amor, como eres el mío.  No pude descifrar lo que tu querías, y mi egoísmo por...