En ocasiones, cuándo tomo un poco de mi propio tiempo y me observo, soy consciente de cuán lejanos estamos de lo anhelado.. Siempre anhelamos a nuestros ancianos, seguimos practicando lealtades a cabo...