Científicos españoles crean una nueva técnica de cribado de fármacos para tratar la común metástasis cerebral