Cómo siempre las Danielas, poniendo a volar la imaginación.