BISONTES EN UNA RESERVA DE NORTEAMÉRICA