“Uña de elfo doméstico”, relees dos veces por si acaso. “Cuerno de unicornio”, colmillo de dragón centenario, cola de ratón…”. Ni que fuera una pócima para deshacer los entuertos del PP. Están a pie de estantería de súper: ingredientes mágicos dignos de la lista de la compra de una bruja Disney. Ahora se pueden...