Ayer mi amiga y yo nos dimos una escapadita al bar donde trabaja mi madre