Ausencias, ausencias que duelen. . Mi padre, una de las piezas del puzzle que me faltan desde hace 30 años y que aún duele.. Tras larga lucha contra el maldito cáncer, se me fue. Yo tan solo tenía 5 a...