El actor mostró interés en el castillo de La Mola durante el rodaje de su película The Interpreter en Novelda. Le fascinó la torre triangular de la construcción de origen almohade (s. XII), la única que se conserva en España.