Advierte a Moncloa con romper el contrato y cerrar el grifo si desvía el combustible a Marruecos tras la reapertura del gasoducto del Magreb. Argelia es el segundo mayor proveedor de nuestro país tras EE UU. Ribera asegura que «en ningún caso» el gas argelino acabará en Marruecos