El actor permanece desde ayer en vigilancia intensiva, aunque su estado es estable