Amor prohibido

Your avatar
EL
by
Elunhey
Your avatar
EL
by
Elunhey

Cuando estás enamorado de la persona no indicada porque se sale de ciertos parámetros sociales, familiares, de edad, condición, compromiso o cualquier otra situación, poco agradable ante los ojos de nuestra moral y ética, es porque tienes el amor prohibido.

El amor prohibido es quizás una manzana que no deberías morder y verlo como algo imposible; tal vez podrías envenenarte y caer en un estado de confusión y autorreproche constante, o quizás podrías renacer y cortar con cadenas que dolían mucho.

En este instante vamos a hablar un poco sobre esos amores que llegan, a veces, a nuestra vida y se convierten en un mágico momento dentro de otro momento que, en verdad, pareciera, o no, el más oportuno.

Si estás viviendo una situación prohibida lo mejor es no culparte, ni reprocharte, lo mejor es pensar, perdonarnos y tomar decisiones.

Existen relaciones de pareja que se construyen en terrenos fangosos y espinados porque violan lo que no está permitido ni es “correcto”; en este punto es importante determinar que nos encontramos frente a un amor prohibido imposible.

El amor como sentimiento será siempre objeto de muchos estudios y análisis en torno a los comportamientos que se originan bajo el estado de enamoramiento; mucho más es su análisis cuando ese estado es “prohibido” y puede afectar a otros.  

Cuando entramos en una relación de pareja adquirimos un compromiso con la otra persona, ese compromiso requiere de una reciprocidad enmarcada en el respeto y la confianza. Aunque no siempre se den estos elementos y es ahí donde muchas personas buscan lo que les falta en otro lugar, otra persona, otro amor.

Cuando hablamos sobre el amor prohibido, muchas veces tiene que ver con situaciones eventuales, pura coincidencia, en la que se encuentran dos personas y, a veces, inexplicablemente se pierden en el mar de las pasiones y los amores prohibidos. Lo paradójico en los amores prohibidos es que siempre hay un tercero afectado por este tipo de relaciones.

Todo lo prohibido no está autorizado o se encuentra vedado; en el amor de pareja hay también reglas y cuando estas se violan se provocan sentimientos en la pareja que inducen al caos, la confusión, el odio, el amor mismo.

¿Por qué el amor prohibido es más intenso?

Hemos escuchado que siempre lo prohibido es más placentero y se hace más intenso. Y en verdad el hecho de sentirnos descubiertos, o la emoción de encontrar por fin ese sentimiento que quizás nuestra pareja ya no nos daba, hacen que no reparemos entre lo bueno y lo malo de nuestro actuar.

Aspectos como la rutina y la falta de expresión de amor en la relación influyen para que un amor prohibido se intensifique; y en efecto, buscar otra opción en el amor tiene que ver con lo aburrida que se pueda volver nuestra relación de pareja.

Un amor prohibido se convierte, la mayoría de las veces, en el salvavidas o bote de rescate de un barco que se hunde inevitablemente.

Recuerde que la intensidad de una relación se basa en los detalles; la manera de vivir los momentos, el respeto por los espacios del otro, el amor como sello de calidad; sin estos elementos lo prohibido se hará posible sin remedio y con mucha intensidad.

Las siguientes frases para el amor prohibido enmarcan un poco esas voces que se esconden en nuestras mentes y que luego son expresadas por el corazón:

- El corazón no sabe de razón, por eso es instintivo, carnívoro, salvaje, juguetón, peligroso.

- La verdad crea confianzas y lazos, cuando te abres al mundo de lo prohibido, lo que se esconde, miente, debes aceptar que perderás tu credibilidad, a veces todo.

- Perseguir a los enamorados de lo prohibido sin indagar el porqué de su condición de enamorados, es tan indebido como ese acto de amor que buscamos prohibir.

- Los amores prohibidos no poseen moral porque solo el amor habla por ellos; a veces un amor verdadero, otras veces un amor de cama y venganza.

- Cuando me pierdo en tu cuerpo ajeno siento una emoción terrible; similar a lo que siente el ladrón cuando se roba lo que no es suyo, o, peor aún, como el asesino con el arma homicida aun en la mano.

Las frases de amor prohibido suenan a letras de canción, pero son una realidad; los amores prohibidos son tan antiguos como el hombre mismo, hacen parte de ese yo instintivo que se deja llevar por algo que ese hombre, o esa mujer, despierta, dentro de nosotros.

The author does not have active monetization, this is the estimated revenue this post would have generated
Donate
Cheer up, leave your comment