Me has ganado, lo confieso. Poco a poco has ido reservando un espacio en mí para ti, no puedo negarlo. De hecho, tu mirada se ha convertido en uno de mis pasatiempos favoritos, aunque a veces me pueda...