A mi hija Betty. En días más sabios, mi querida flor, lanzada. a la belleza orgullosa, como era el orgullo de tu madre,. en ese deseado, retrasado e increíble tiempo, . te preguntarás por qué te aband...