Un paseo por la Gran Manzana y los barrios de alrededor nos descubre lugares que en ocasiones pasan desapercibidos para el viajero